Orígenes

Nuestra historia expresa, mejor que cualquier palabra, quiénes somos: una compañía que desafía lo que sabe, para hacer posible lo que hace falta.

Tecexsa nace en 1967, y hoy en día cuenta con más de 200 implantaciones como referencia de éxito. Son proyectos que hablan por nosotros: líderes en tecnologías y en conocimiento en los ámbitos de desalación y tratamientos físico-químicos de aguas.

Desde 2013, formamos parte de Grupo Egile, conglomerado de proyectos empresariales de base tecnológica de alta cualificación, que nos aporta capacidades tecnológicas y empresariales únicas en nuestro sector.

Esta historia de aprendizaje y compromiso con las mejores soluciones explica, además, cómo ha crecido aquella primera planta, hasta convertirse en una OEM (Original Equipment Manufacturer) tecnológicamente puntera y en el partner empresarial que requieren nuestros clientes.

Nuestros orígenes se sitúan en la demanda de productos y servicios de tratamiento de aguas del sector papelero. Somos la primera empresa española que diseñó, fabricó e instaló la tecnología DAF (Disolve Air Flotation) para el correcto tratamiento físico-químico del agua, lo que nos situó en la vanguardia de las innovaciones de aquella época, y marcó la impronta de una forma de hacer que apuesta por el conocimiento y la búsqueda de las mejores soluciones: si no existen, debemos crearlas.

Así ocurrió, por ejemplo, en 1993, cuando incorporamos el revolucionario sistema de presurización ASR, que -en relación con equipos anteriores- aseguraba mejores prestaciones y resultados en los segmentos de actividad más exigentes. Ya entonces, habíamos incorporado a nuestra red de clientes proyectos tanto industriales como de abastecimiento o de proceso.

Y seguimos avanzando, desarrollando nuestra empresa sobre la base de la innovación, con nuevos sistemas de flotación por aire disuelto, cambiando, una vez más, la manera de resolver los problemas: hicimos que el tiempo de permanencia de la micro-burbuja en un fluido acuoso fuera la parte esencial del tratamiento, y logramos alcanzar en la separación solido/agua concentraciones de solidos suspendidos (en muchos casos sin aditivos químicos) que ofrecen resultados óptimos de proceso, tanto en el aprovechamiento del producto extraído como en la calificación del vertido.

Nuestra inquietud tecnológica orientada a aportar las mejores soluciones a nuestros clientes, nos está permitiendo asentar, no solo el mercado nacional español, sino también proyectar internacionalmente nuestra empresa.